PROTECCIÓN AL MENOR EN EL ÁMBITO ESCOLAR

A través de aviso, los Colegios del Real, representados por “CENTROS EDUCATIVOS POTOSINOS”, A.C. (CEPAC), hace de su conocimiento los principios que incluimos para formar a todas aquellas personas que participan en su influjo:

- Instituto Lomas del Real
- Instituto Real de San Luis
- Kínder del Real
- Real Kids "La Loma"
- Real Kids "Pedregal"
- Oficinas CEPAC

Dentro de nuestros principios básicos incluimos, el formar de manera integral y personalizada para que nuestra comunidad y todas las personas relacionadas conozcan los valores y vivan las virtudes cristianas.

En este sentido, los Colegios del Real ratifican a través de este documento su compromiso de sumarse y dar cumplimiento a todos los esfuerzos de carácter nacional y en todos sus órdenes de gobierno, que se orientan a la salvaguarda de los derechos de niñas, niños y adolescentes, mismos que se encuentran inscritos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación, la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes,  los Protocolos de prevención, detección actuación en casos de acoso escolar, abuso sexual infantil y maltrato en las escuelas de educación básica del Estado de San Luis Potosí y todos aquellos documentos normativos publicados por autoridad competente referentes a este tema tan importante.

En los Colegios del Real, la comunidad educativa trabaja para evitar que al interior de nuestros centros educativos se vulnere la integridad física y mental de nuestros alumnos y alumnas y que esto pueda afectar sus capacidades intelectuales para el buen desempeño escolar y más aún que se pudieran generar afectaciones que puedan impactar en su vida futura.

Estamos de acuerdo en que la prevención de la violencia en el ámbito escolar debe orientarse a reducir y detener el daño que ésta genera. Es un proceso intencionado que incluye dos primeros niveles de actuación a ejecutarse dentro de nuestros planteles y que pueden incidir incluso fuera de ellos:

 

Nivel Primario: Evitar.

En este primer nivel, las acciones procuran impedir la aparición de la violencia e incidir en su erradicación, en casos en los que se maltrata por motivos de pertenencia étnica, lengua, género, prejuicios, discapacidad, disciplina, educación, crianza y orden o bien por omisión.

Estas acciones abarcan los siguientes campos: Promoción del buen trato y respeto a la dignidad humana, poniendo de manifiesto su factibilidad y los beneficios individuales, familiares, comunitarios y sociales que se pueden obtener al practicarlos.

Inhibición de la violencia a través del reconocimiento y rechazo de su ejercicio y del conocimiento de sus consecuencias individuales, familiares, sociales y jurídicas, así como el desarrollo de habilidades socioemocionales que favorezcan la resolución no violenta de los conflictos interpersonales.

  

Nivel secundario: Detener.

En este segundo nivel, las acciones apuntan a cesar la violencia existente, a través de detectar y atender situaciones de riesgo, identificar a los posibles agredidos, y agresores construir conciencia de daño de las conductas violentas, con el objetivo de evidenciar y detener la evolución del detrimento individual, familiar y/o social.

Requerimos de una comunidad escolar capaz de inhibir las conductas violentas y el abuso, a través de acciones tendientes a favorecer el desarrollo de seres humanos integrales que generen espacios y ambientes de convivencia armónicos y pacíficos.

En concreto, toda la comunidad educativa de nuestros colegios, debe de estar alerta y trabajar en el desarrollo adecuado de los alumnos, empezando por fortalecer aquellas habilidades sociales y emocionales que favorecen la inclusión, el respeto a la diversidad y la convivencia; posteriormente, saber qué hacer ante la presencia de situaciones o conductas relacionadas con abuso sexual infantil, acoso escolar o maltrato.

Es importante considerar que si bien, estas tres situaciones (abuso sexual infantil, acoso escolar y maltrato) son diferentes entre sí y se abordan de distinta manera, el contar con estrategias y guías de observación puntuales para advertir la ocurrencia de alguna de éstas, facilitará una atención y tratamiento oportuno y específico.

El hecho de prevenir y salvaguardar la integridad de niñas, niños y adolescentes es responsabilidad de los adultos que tienen a cargo su guardia y custodia, tutela, o a quienes por motivo de sus funciones o actividades los tengan bajo su cuidado. En el hogar, les corresponde a los padres o tutores y en el espacio escolar a los adultos que integran la comunidad educativa.

En este sentido, en Centros Educativos Potosinos, A. C., “Colegios del Real”, nos hemos capacitado tanto los docentes, como el personal administrativo y directivo en el ámbito de nuestra competencia, en la prevención, detección y actuación en casos de abuso sexual infantil, acoso escolar y maltrato, en caso de que en algún momento se presentara en alguno de nuestros planteles o instalaciones alguna de estas acciones que tanto afectan a la sociedad y a la comunidad educativa.

 

Ratificamos nuestro compromiso de seguir formando en valores universales y virtudes cristianas a nuestros alumnos y alumnas, como principal elemento de prevención de los temas que aquí se abordan y muchos más que pudieran afectar de manera negativa a la sociedad. Así mismo, a actuar de acuerdo a los protocolos ante autoridades de los Colegios del Real y en su caso ante instancias externas competentes en estas lamentables situaciones que pudieran llegar a presentarse.


FECHA DE ACTUALIZACIÓN: AGOSTO 14 DE 2019